La pareja

Distanciándonos…

Como ya sabéis, las niñas tienen dos años. En este tiempo ha habido de todo, han sido 24 meses de amor, pero también de dudas, de sufrimiento, tristeza y sobretodo de distancia, pero no en cuanto a ellas, sino en cuanto a nosotros, la pareja.

Llegaron al mundo dos cositas pequeñitas e indefensas que necesitaban de todo nuestro tiempo, esfuerzo y sacrificio, así que los dos nos entregamos en cuerpo y alma a nuestras bebés, y en especial yo, hice de ellas mi mundo entero, sin interesarme ni preocuparme por nada ni por nadie más.

El desgaste físico y mental…

Que los hijos coman y duerman bien, es primordial para el descanso físico y mental de los padres, pero como ya os he comentado varias veces, por desgracia Alma y Lucía, desde el primer día que nacieron no han dormido nada bien, de hecho, en estos dos años aún no ha habido ninguna noche que hayan dormido 6 horas del tirón.

Esto os lo explico para que entendáis el desgaste físico y con él, el mental, al que llevamos sometidos durante todos estos meses.

Y sumado a otras muchas cosas, esto hace que se discuta más, y que las pequeñas cosas a las que antes no dabas importancia ahora si la tengan y sea motivo de disputa entre la pareja.

Y la pareja pa’cuando?

Nos vemos envueltos en una nueva situación a la que no estamos acostumbrado, no sabemos manejar, y no sabemos si estamos haciendo bien, así que todo nuestro tiempo va dedicado a los hijos, incluso cuando duermen aunque sea a ratos, pocas cosas hacemos para nosotros, aprovechamos para hacer cosas de casa, trabajo… en fin, esas cosas que no podemos hacer cuando ellos están despiertos y que creemos (muchas veces erróneamente) que son tan importantes!

No solo no hacemos nada para nosotros mismos, sino que hemos dejado de hacer cosas en pareja, cosas tan simples como ver una película juntos, sentarse juntos a comer, hablarse, o simplemente mirarse, pero mirarse de verdad, llega un punto hasta que pasamos uno al lado del otro, casi sin mirarnos, como si nada nos uniera…

Con el tiempo dejamos de hacer todas esas pequeñas cosas, y se acaba convirtiendo en una situación normal.

Llega un momento en el que te planteas muchas cosas, demasiadas, las discusiones cada vez son más frecuentes, más fuertes, el cansancio cada vez hace más mella, las niñas son muy demandantes, problemas externos (familiares, laborales…) que afectan de manera directa a la pareja, todo se hace una bola, se convierte en un mundo del que no sabes por donde salir, y piensas es tomar el atajo, la solución rápida para acabar con todo, pero os aseguro que no es la solución correcta!

Tomar conciencia…

Y entonces buscas ayuda, y empiezas a ver la luz…

Te das cuenta de que para llegar a donde estamos no lo hemos podido hacer solos, nos hemos necesitado el uno al otro, somos un equipo y siempre lo hemos sido, solo que los diferentes impedimentos y problemas que hemos tenido durante este último tiempo no nos lo han dejado ver.

Los dos nos escogimos, los dos decidimos formar una familia, por algo fue, fue una elección libre y es a eso a lo que te tienes que agarrar bien fuerte.

Pensar en el porque os escogisteis (cada uno sabe sus motivos), porque elegisteis a la persona que tenéis al lado, míratel@, y verás, al menos yo lo veo así, que no habría llegado donde estoy, ni tendría todo lo que tengo si no fuera por tenerle a mi lado, conmigo, los dos juntos, y no solo eso sino que lo quiero, quiero tenerlo a mi lado, a nuestro lado.

A parte de esto, os tengo que decir también que los niños son lo que ven, si eres una persona o una pareja amargada, así van a crecer ellos, en un ambiente tenso y sin amor, y creo que nadie quiere algo así para su familia.

(Fijaros y veréis como cambian los niños cuando el ambiente de casa es uno u otro sea por el motivo que sea!).

Tiempo para la pareja…

Os prometo que hay tiempo para todo, sé que al principio da mucha pereza buscar ese tiempo, estamos tan acostumbrados a la rutina del día a día, y nos hemos acostumbrado tanto a no tener ni buscar esos ratos, que parecen innecesarios, pero os prometo que lo son y mucho.

A veces hay que desengancharse de los niños, ni que sea un rato para poder dedicarse tiempo, y much@s me diréis que no tenéis ni queréis dejar a los niños con nadie, pero en la medida que sea posible, mientras están en el cole, en la escuela infantil, donde sea, buscar un rato para tomaros un café, una comida rápida, un rato en el sofá los dos… por experiencia os puedo decir que al principio cuesta, es como al principio de la relación, donde no sabias muy bien que decir o que hacer, pero merece la pena!

Ahora esta muy de moda la palabra “malamadre/malpadre”, y much@s podréis sentiros así cuando dejáis a vuestros hijos para hacer algo para vosotras o para vosotros en pareja, y os aseguro que estáis muy equivocad@s, ya que para que los niños puedan ser felices tienen que tener unos padres felices, y eso parte por dedicarse tiempo, no en cantidad (seamos realistas, somos padres y de eso no vamos sobrados), pero si de calidad.

6 Comentarios
  • Raquel
    Publicado a las 13:52h, 22 febrero Responder

    No M puedo sentir maaaaaaaas identificada… De verdad… Cuantas veces he pensado en el atajo…. Pufff vergüenza M da pensarlo….
    Como bien dices…. Nos elegimos y hay q elegirse de nuevo cada día. Besos wapa.

    • Nadine
      Publicado a las 11:26h, 08 marzo Responder

      Claro que sí! aunque cueste, el pilar fundamental somos la pareja!
      un abrazo bonita!

  • Irazú Canchola
    Publicado a las 15:25h, 22 febrero Responder

    Creí que era la única que experimentaba esto al ser mamá de mellizas !!!! gracias por compartir su experiencia, Saludos desde México

    • Nadine
      Publicado a las 11:25h, 08 marzo Responder

      Creo que a la mayoría de parejas les pasa algo parecido cuando acaban de ser papás!
      me alegra que te haya gustado!

  • Olga Tulla tardio
    Publicado a las 19:58h, 23 febrero Responder

    ‌Hija me alegra que llegues a estas reflexiones en cuanto a la pareja! Sois el pilar de vuestra familia, esa que vosotros tan anheladamente queríais formar y que habéis conseguido!!! No os olvidéis que sois el pilar y tenéis que cuidaros mutuamente para que estas dos princesas vivan en un ambiente feliz y que consignan los valores que vosotros habéis conseguido tener. Os admiro por vuestro esfuerzo y dedicación con todo lo que hacéis día a día!!! Es duro pero gratificante a la vez! Así es la vida cariño!!!! El dar amor, es recibir amor y con amor todo se consigue !!!! El gran orgullo de tener una una hija como tú no tiene precio!!!! Te quiero mi niña!!!

    • Nadine
      Publicado a las 11:27h, 08 marzo Responder

      Aishhh mamiii!!! qué difícil es esta vida, y cuanto cuesta darse cuenta de lo que realmente es importante…
      Yo si que estoy orgullosa de ti, no podría haber tenido mejor ejemplo que tú!
      Te quiero mama!

Publicar un comentario

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.