Nuestro paso por CDIAP

Es inevitable comparar…

Cuando tienes dos bebés de la misma edad es inevitable comparar, y sobretodo, cuando son mas pequeñitos, si uno tarda en hacer lo que ya ha hecho el otro, te alertas pensado que quizá exista algún problema.

Alma y Lucía siempre han ido bastante a la par en su evolución, han variados de pocas semanas entre lo que hacía o desarrollaba una y la otra.

Cuando tenían dos meses, mas o menos, nos dimos cuenta, o al menos a nosotros nos parecía que Alma no aguantaba bien la cabeza, y no me refiero a aguantarla sola, me refiero a que cuando la teníamos apoyada en nuestro pecho o estaba sentada en el sofá, la cabeza se le caía hacía el lado izquierdo.

Esto lo detectamos al ver que Lucía ya hacía varios días, quizá semanas, que aguantaba la cabeza completamente recta cuando estaba apoyada.

Consultando con los profesionales…

Lo consultamos con la pediatra, y ella nos dijo que probablemente no era nada, de hecho nos dijo que si solo tuviéramos un bebé, y no hubiera donde comparar probablemente no nos habríamos alertado y habríamos pensado que era su evolución normal.

Así que para descartar que fuera tortícolis congénita, que es cuando se contrae uno de los músculos de forma involuntaria y hace que se incline la cabeza, nos derivó a CDIAP, Centre de Desenvolupament Infantil i Atenció Precoç.

No tengo ninguna queja de este servicio, solo que al ser público va a su ritmo, tan a su ritmo, que cuando nos dieron cita con la trabajadora social (siempre la primera entrevista es con ella y ella deriva al profesional que cree conveniente), Alma ya casi no inclinaba la cabeza.

 

Centro de Desarrollo infantil y Atención precoz…

La primera entrevista con la trabajadora social las niñas ya tenían tres meses y medio largos, le explicamos un poco el motivo de la derivación y le llevamos un pequeño informe explicativo de la pediatra.

Nos derivó a la fisioterapeuta. La primera visita con ella fue de evaluación, al haber tardado tanto en llegar hasta ella, a Alma casi no se le notaba la inclinación de la cabeza, pero para asegurarse le estuvo haciendo un seguimiento inicialmente cada dos semanas para ver la evolución.

Al final resultó que Alma no tenía ningún problema, pero estoy encantadísima con este servicio. Estuvimos asistiendo hasta que las peques tuvieron mas o menos un años y medio (cada vez con menos frecuencia), y como íbamos con las dos niñas, aunque no quedara registrado (ya que la derivación inicial era para Alma), la fisio siempre las miraba y hacía ejercicios con las dos.

A nivel motor las niñas no tenían ningún problema, de hecho, para los que no lo sepáis, a los niños prematuros se les mira la edad corregida (https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/edad-corregida-en-ninos-prematuros ) versus la real para evaluar bien su evolución, y tanto Alma como Lucía solían evolucionar al mismo ritmo incluso mejor que cualquier niño nacido a término, y mirando su edad real.

Podíamos haber dejado de ir mucho antes, pero como yo estaba de excedencia (podía compaginar bien los horarios) y ellas eran prematuras, la fisio me consultó la disponibilidad para seguir con el servicio durante todo ese tiempo por si surgía algún otro tipo de problemas que no fuera motor, tipo psicológico o lingüístico, que suele haber más probabilidades que se de en niños prematuros que en niños nacidos a término. No se dio el caso, así que con casi 18 meses nos dio el alta.

 

Hay cosas que no salen en los libros…

Si por mi fuera, hubiéramos estado yendo durante mucho más tiempo, aprendimos muchísimo. Aunque yo me pasé todo el embarazo leyendo, y cuando las niñas nacieron también a cerca de la evolución de los niños, hay cosas que no sabes o que no escriben en libros o revistas de maternidad.

La fisioterapeuta, cada vez que íbamos nos recomendaba ejercicios de estimulación para hacer con las peques en casa, y creo que en parte gracias a eso, al hecho de haber podido aprovechar el conocimiento de una profesional guiándonos y evaluándolas durante tanto tiempo, las niñas siempre han tenido esa buena evolución.

Encantada con el servicio…

En general nosotros no fuimos por ningún problema grave, así que imagino que habrá opiniones para todo, pero según nuestra experiencia os tengo que decir que quedé encantada con el servicio, y sobretodo con la evolución de las niñas, a parte de que ellas iban encantadas todas las semanas a ver a su amiga Anna.

Sin comentarios

Publicar un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad