Buscando un bebé me encontré con tres abortos

Hace tres años y cinco meses, un 5 de junio, me retiraba el anticonceptivo que usaba por aquel entonces. Recuerdo la fecha perfectamente, porque fue una semana antes de nuestra boda.

Éramos conscientes de que a partir de aquel momento podía llegar el positivo, pero no nos obsesionamos y dejamos que todo fluyera.

Fluyó de tal manera que el sábado 11 de julio llego EL POSITIVO!

Como primerizos en todo que éramos, compramos el test de embarazo más avanzado del momento, ese que te ponía caritas, las semanas de embarazo, y que solo le faltaba un altavoz para anunciarte el resultado (por experiencia os aseguro que todos funcionan igual y no hace falta gastarse tanto dinero)!

Recuerdo ese par de minutos, que a nosotros nos parecieron eternos, hasta que salió el resultado, los dos sentados en el baño, nerviosos, sin a penas decirnos nada, solo sonriendo, y dándonos ánimos el uno al otro por si el resultado era negativo.

Estuvimos todo el fin de semana con ganas de contárselo al mundo entero, menos mal que no lo hicimos.

El lunes por la mañana, me desperté sangrando, así que nos fuimos de urgencias. Cuando llegué, al decirles que estaba de tan poco me hicieron allí un test de embarazo, también salió positivo. Estaba abortando.

Fueron tres días de muchas emociones, todo nos vino muy de golpe, casi no nos dio tiempo a asimilar que estábamos embarazados cuando nos dijeron que lo estábamos perdiendo.

Fue una semana difícil, nos dijeron en el hospital (aunque mucha gente no lo sepa), que es muy común que el embarazo no llegue a término, un 20% de los embarazos no prospera, incluso este porcentaje es mayor aunque no se pueda calcular, ya que muchas veces creemos que es una regla normal o algo más dolorosa y en realidad es un aborto. De hecho si yo no me hubiera hecho el test tan rápido quizá habría pensado que era la regla sin más.

La semana siguiente también fue dura, para los que no lo sepáis, un aborto aunque sea natural duele, es un dolor en la parte del útero/ovarios muy fuerte, imagino que cada una lo sufre de manera distinta, pero a mí me duró unos diez días, me encontraba en general muy cansada, y la cantidad de sangre/coágulos que llegas a sacar es alucinante (sé que no es muy bonito escribir esto, pero en pocos sitios se escribe y no es más que la realidad).

Pasado un mes nos volvimos a poner a ello, esta vez la búsqueda era algo más metódica y menos espontánea, por decirlo de alguna manera…

Los dos, y sobretodo yo, teníamos más ganas de que esa vez funcionara, y sabiendo que la primera vez nos habíamos quedado embarazados tan rápido no queríamos dejar escapar ni un mes!

Así fue, a mediados de septiembre hicimos nuestro segundo test de embarazo, otra vez los dos en el baño, nerviosos, y esta vez con miedo a que pudiera pasar lo mismo que la vez anterior. Pasaron un par de minutos y POSITIVO!

Teníamos tremendas ganas de explicárselo a todos, pero el miedo por la experiencia anterior nos frenó.

Se lo conté a mi madre, necesitaba que alguien lo supiera, y quién mejor que una madre para poder entender la alegría que sentía y a la vez el miedo que tenía.

A los pocos días de hacerme el test de embarazo fuimos al ginecólogo, me hizo una ecografía vaginal, a penas se veía nada, así que nos dio cita para la siguiente semana. Pasados los días, una noche que estábamos de celebrando el cumpleaños de una amiga, fui al baño, y ahí estaba, otra vez sangrando. Nos fuimos a mitad de cena para urgencias, efectivamente, otro aborto.

Esta vez fue bastante más duro, te asaltan muchas dudas, no sabes si hay algo que estás haciendo mal, si hay algo en tu cuerpo que no funciona, no sabes si algún día funcionará…

Esta vez fueron más días los que estuvimos sabiendo que estábamos embrazados, de hecho dio hasta para que mi madre comprar algún body para el “futuro bebé”, para que nosotros hiciéramos un millón de planes como futuro padres, en fin, todo por tierra en un segundo…

Tampoco ayudó mucho el ginecólogo de urgencias, que nos hizo saber de una forma no muy amable y con muy poco tacto, que a su parecer, con casi 28 años que yo tenía, era muy joven así que podía ser probando y que sino siempre me quedarían las técnicas de reproducción asistida.

En serio?! A una chica que está sufriendo su segundo aborto espontáneo es necesario decirle eso?! Creía ese ginecólogo que en ese momento queríamos saber su opinión y más siendo esa?!

Por la seguridad social, consideran que hasta que no tienes tres abortos no es necesario hacer ningún tipo de prueba, consideran que es normal tener tres abortos seguidos, a mi parecer, lo veía bastante absurdo, así que decidimos contratar un seguro privado para poder empezar a hacer pruebas y descartar o confirmar que algo pasaba.

Entre que tramitamos los papeles y se cumplía la carencia del seguro privado para poder empezar a hacer pruebas nos volvimos a poner a ello.

Esta vez la cosa tardó un poco más, de hecho, como no me quedé embarazada tan rápido como las dos veces anteriores que fue al siguiente mes de la cuarentena, empecé a obsesionarme y a usar los famosos test de ovulación, así como hacerme test de embarazo cada vez que tenía que venirme la regla (creo que fueron dos negativos), y aunque sepas que no lo estás, cada vez que ves un negativo es duro, muy duro.

Tengo que deciros, que esta tercera vez, la búsqueda no fue nada natural, espontánea, ni bonita, aunque siempre intentábamos ponerle un toque de humor, la mayor parte del tiempo no estaba yo para muchas risas, se convirtió casi en una obligación, y condicioné mi vida y la de Mario a mis días fértiles.

Pasó navidad, a mitad de enero, nos volvimos a hacer otro test de embarazo, POSITIVO. Este test tardamos más en hacerlo que los otros, siempre me lo hacía cuando me tenía que venir la regla, y este esperamos una semana más.

Esta vez, por mi historoial, la ginecóloga me recomendó que me tomara Adiro y Progesterona. No funcionó, a las dos semanas ya estaba sangrando otra vez. Tres abortos en menos de 7 meses.

Esta última vez estaba de 8 semanas, fue mucho más duro tanto física como psicológicamente. Pensábamos que esta si que sería la buena, estábamos con miedo pero muy ilusionados, y por la parte física, mi cuerpo no lo expulsó todo de forma natural, así que estuvimos una semana yendo al hospital cada dos días, la ginecóloga raspándome con una espátula y poniendo esas pastillitas (no recuerdo el nombre) que provocan contracciones el útero para que expulse los restos y evitar tener que hacer un legrado.

La ginecóloga nos recomendó hacer algunas pruebas, pocas ya que ella estaba convencida de que no pasaba nada grave.

Así que Mario se hizo un seminograma (análisis de las características de los espermatozoides), todo salió perfecto, morfología, cantidad, calidad, movimiento…

También nos hicimos unas analíticas de sangre completas para ver la compatibilidad genética, y todo era correcto.

En mis analíticas salió alterada la proteína S, esta proteína afecta a la coagulación, y este problema de coagulación era el responsable de los fallos de implantación y abortos repetidos, así que el hematólogo me recetó heparina para pincharme durante todo el embarazo una vez volviera a quedarme embarazada.

Basta que tuviéramos la posible solución a nuestro problema (aunque yo estaba tan desanimada que no confiaba demasiado), para que no me quedara embarazada, estuvimos cuatro meses buscando, y quizá para muchos sea poco, pero cuando ya llevas muchos meses pasándolo mal, cada mes que pasa, cada test negativo, es un palo muy duro.

11 de Junio de 2016, esta vez me hice el test de embarazo sola, Mario había salido a pasear a los perros, el mes anterior habíamos dejado la búsqueda intensiva, yo estaba muy desanimada, así que me esperaba un negativo más, por lo que no necesitaba a Mario para eso. Pues justo ese mes que no me obsesioné tanto ahí estaba, POSITIVO!

Llamé a Mario sin decirle nada para que viniera a casa. Recuerdo enseñarle los tests (esta vez de los de papel y nada sofisticados, me hice varios porque los tenía por casa y no me creía el positivo) con más ilusión que nunca, supongo que como nos habían dado una explicación a mis anteriores abortos, confié en que esta vez fuera la buena. Y así fue, tan buena que vinieron no una, sino nuestras dos pequeñitas!

Nosotros decidimos no explicar todo esto a los familiares más cercanos (a excepción de mi madre) hasta que no estábamos embarazados de 12 semanas, para evitar que sufrieran y sobretodo para evitar preguntas que nos pudieran agobiar sobre nuestro estado de ánimo, sobre como llevábamos la búsqueda, y todo ese tipo de preguntas normales que cuando estás buscando al bebé pueden no sentar demasiado bien.

A los que estéis pasando por alguna situación similar, os diré, que a no ser que haya algún problema físico, que todo llega, de verdad, hay una frase que una pareja de amigos que pasaron por algo similar siempre nos decían “después de la tormenta siempre sale el sol”, y es cierto, os aseguro que por algún sitio saldrá el sol!

 

14 Comentarios
  • Espe
    Publicado a las 13:59h, 16 noviembre Responder

    Siempre me encanta leer todo lo q escribes. Yo n pase nada igual y me pongo en tu lugar y q duro tuvo q ser ya gracias a Dios tienes a tus princesas q son preciosas besos

    • Nadine
      Publicado a las 16:07h, 16 noviembre Responder

      Muchísimas gracias! Si, el tenerlas a ellas hace olvidar todo lo pasado!💖

      • Ro
        Publicado a las 23:03h, 27 mayo Responder

        Hola yo hoy estoy pasando por lo mismo, es terrible la angustia que se siente

        • Nadine
          Publicado a las 05:37h, 28 mayo Responder

          Jo, cuánto lo siento, sé que se pasa fatal… ánimo, porque seguro que pronto sale el sol!

  • Patricia salas Martínez
    Publicado a las 14:25h, 16 noviembre Responder

    Me gusta mucho leer tus posts. Yo estoy a punto de ser mamá, y aunque no he pasado por abortos, el embarazo tardó en llegar. Ahora con tus peques, todo lo vivido seguro que lo ves de otra manera.
    Besos 😘😘

    • Nadine
      Publicado a las 16:09h, 16 noviembre Responder

      Enhorabuena por tu embarazo!
      Si, una vez lo consigues ya todo se ve de manera distinta!

  • Eva Ferré
    Publicado a las 20:34h, 16 noviembre Responder

    Madre mía he sufrido cada palabra con vosotros!! Sois ejemplo de lucha y constancia, me encanta poder seguir vuestra doble dosis de felicidad, a vosotros os llego la calma en estado puro! Con ese doble regalo! Os lo mereceis!

    • Nadine
      Publicado a las 10:03h, 05 diciembre Responder

      Muchísimas gracias. Lo cierto es que son los dos mejores regalos que podíamos tener. Gracias.

  • Maria bravo cardeñosa
    Publicado a las 21:05h, 19 diciembre Responder

    Que fortaleza!!! Me quedado sin palabras… no he pasado por eso, pero ahora mismo siendo madre imagino lo que tubiste que pasar…
    Gracias por contar tu historia y saber que problemas pueden pasar cuando se tiene tsntos abortos seguidos.
    Un besazo enorme familia

    • Nadine
      Publicado a las 22:34h, 19 diciembre Responder

      Gracias a vosotros por leerme, ojalá y mi experiencia le pueda servir a alguna futura mamá!
      Mil besos!

  • Gemma
    Publicado a las 10:12h, 16 julio Responder

    Muchas gracias por contar tu historia. Al leerte parecía que estuviera escribiendo el post yo misma. He pasado por 3 abortos en menos de un año, ninguno de ellos supero la semana 10, ni que decir tiene que un aborto te cambia por dentro… El ultimo fue el noviembre pasado e iba con un cóctel de adiro+progesterona+heparina y aun así nada… Después de mil y una prueba no han encontrado el problema, únicamente me han detectado una endometritis (inflamación del endometrio por bacterias) que me han tratado con antibiótico y que realmente no tenemos muy claro que pueda estar implicada en los abortos de repetición…. Así que a día de hoy, no nos queda otra que volver a intentarlo a ciegas y con todo el amor del mundo (Bueno y con adiro+progesterona+heparina), espero tener suerte esta vez y que llegue mi arco-iris.

    • Nadine
      Publicado a las 07:35h, 17 julio Responder

      Con nuestra experiencia solo pretendo dar un poco de luz y normalizar las situaciones que muchas vivimos a diario y que no se porque motivo casi no se cuentan… Muchas gracias por contar la tuya! y ánimo, porque todo llega y todo pasa! Un abrazo!

  • MCD
    Publicado a las 16:37h, 11 febrero Responder

    Gracias por el post, recientemente hemos tenido un segundo aborto (el primero retenido) con una diferencia de 6 meses. Ahora en 1 mes nos daran ls pruebas que nos debemos hacer para saber que esta pasando.
    Espero pronto poder explicar una alegría parecida a la vuestra!!

    • Nadine
      Publicado a las 08:43h, 18 febrero Responder

      Paciencia Mireia, te aseguro, que tarde o temprano sale el sol, por algún sitio siempre sale… así que de verdad, paciencia porque de una forma o de otra todo llega! Mucho ánimo!

Publicar un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad